04 julio 2011

“iX”

Hoy no va de política este espacio. O sí, depende de cuán grande sea la amplitud del concepto “política”; en griego “polítiKós”, en inglés “politics”, en alemán “politiK”, en portugués “política”, en francés “politique” (similitud con el Cdte. Nascimento en Tropa de Elite).

Recapitulando. Si podemos darle un retortijón tan grande como para que alcance a un vastísimo campo de lo que es nuestra vida, también podría decirse que el posteo presente sería político (del griego “polítiKós”, en inglés “politics”, en alemán “politiK”, en portugués “política”, en francés “politique”).

Muchos de los presente lectores, han tenido la desgracia/privilegio de probar las “BerenjeNess” –no voy a ponerme a reproducir los comentarios que sobre las mismas me han hecho llegar, porque no es el tema en cuestión, pero los que no las recibieron, deberían solicitarlas-.

De ese universo que recibió el “producto”, no pocos se percataron que entre sus ingredientes figuraba el (valga la redundancia) “ingrediente X”. Hubo quienes intentaron discernir desde el gusto, incluso el olfato, cuál podría ser esa “X”, y quienes directamente pidieron que se revelara el mismo. A mis hijos, especialmente al más pequeño –que estuvo entre los que exigieron la verdad de la berenjena- le correspondió la promesa que a mi muerte le dejaría –a él y a sus cuatro hermanos- el secreto, para que lo utilicen. Como tal voy a escribirlo abiertamente en la próxima nota que les voy guardando a modo de “diario de cada tanto”. Y guardárselo junto con anteriores cosas importantes que no les puedo decir, sino escribiéndolas en un papel.

Al resto, puedo darles algunas pistas para que luego cada uno piense, busque, deduzca, e incluso intente sus propios “Ingredientes X” (iX).

El iX es justamente el que hace que las BerenjeNess, no puedan ser un producto comercial –aclaración para todos aquellos que me han sugerido la producción y venta del mismo. Algunos hasta me comentaron que había cometido el error de no poner en las etiquetas, un mail de contacto, o teléfono, donde solicitarlo-

El iX, es el que hace que las cosas tengan un sabor que no puede catalogarse con ninguno de los sentidos ordinarios. Es, justamente el que hace que uno haga algo y tenga ganas de obsequiárselo a alguien tan solo para que lo disfrute. O al menos esa es la intención, porque como dice el refrán “puede fallar”.

Ahora bien, ¿es el iX un condimento? Pues bien, en principio diría que lo es. Más no un condimento culinario. El iX es sin dudas un condimento vital. Quiero decir, para la vida.

¿Dónde se consigue el iX? Esta es una muy buena pregunta, de la que no dispongo respuesta. Cuando dispuse de él, nunca supe de donde carajo salió, aunque tengo algunas sospechas. Para mí que lo genera uno mismo.

¿Es el iX finito? Yo diría que todos deseamos que no, pero lamentablemente como todo lo bueno en la vida, se termina. Si, creo que es finito. (¡No que está tamizado eh!, digo finito que tiene fin, que se termina, como todo en esta puta vida).

Hace ya unos años, no tantos si los comparo con los que convivimos, terminé mi relación de pareja. Es que un día me dí cuenta que ya no tenía “iX” ahí. Y aunque muchos me aconsejaron en base a sus experiencias, que se podía vivir sin ese ingrediente, que era muy arriesgado, que no era lo más adecuado, yo opté por no seguir viviendo una vida de pareja sin “iX”.

Ayer, en una reunión social, reencontré a un viejo Amigo (la A mayúscula no es error del Word, aplica correctamente a la ocasión). Me comentaba que estaba separado de su pareja. Parece que también se le acabó el “iX”. Parece que consideró importante, necesario, que el ingrediente estuviera presente en una relación. Me alegró escucharlo. Perdón, no me alegró escuchar que se separó –soy choto, pero no tanto-. Me alegró escuchar –o tal vez, entender- que hay ingredientes, sin los que uno prefiere no seguir adelante.

En fin, tal vez hoy los aburrí con la lata. Aunque hasta antes de pensar en el “iX” había decidido cerrar este blog, dejar de postear, porque no le veía mucho sentido. De todas formas, Uds. Siempre tienen la posibilidad de deletearme, o ni entrar a leer.

AVISO LEGAL: actualmente se me acabó el “iX”, por lo que voy a hacer la última tanda de BerenjeNess, con lo que me queda. Le voy a agregar advertencia en base a frase modificada de la de JLB: “No cometa el peor de los pecados, no ser feliz”. Habrá que seguir buscando.