11 agosto 2011

Campañas más, campañas menos (*)

Ibame a poner a escribir sobre el último programa de Zloto y Tenemb¡auch!, pero Carlos Barragán me ganó de mano, y de manera magistral expresó en un 90% lo que yo estaba a punto de expresar.

En ese 10%, a Barra se le pasó mencionar, que no hubo un chistin de campaña sucia sobre "el doctor", Eduardo Duhalde. ¿raro, no?. en fin, vamos con el artículo publicado en Diario Registrado. Saludos.

"INTRODUCCIÓN

Hoy le pido paciencia porque esto es largo, un poco engorroso, pero vale la pena ver por qué algunos periodistas que se dicen equilibrados, el equilibrio no les sale, y después se enojan con nosotros.

Llego a casa y me siento a ver Palabras Más Palabras Menos. Sí, es que de tanto estar en 678 necesito ver Periodismo Independiente del bueno aunque sea un rato.

Los conductores me preparan para un debate entre los candidatos a diputados por la Ciudad de Buenos Aires. Van a estar Feletti, Lozano y Garrido. Lo interesante es que antes de comenzar el debate, uno de los conductores cuenta que de aquí al domingo van a aparecer campañas sucias y dice irónico “hay gente muy mala tergiversando su sentido para desprestigiar al candidato que originalmente hizo ese aviso”. Es la explicación del “chiste” que van a presentan: el otro conductor cuenta que van a poner un spot original de cada partido y después van a presentar una campaña sucia -hecha por ellos mismos- pero “en chiste”, sobre el mismo spot. Es un chiste, la idea es reírse de las campañas sucias en la política (de “gente muy mala”), así de paso le bajan la gravedad a la verdadera y concreta campaña sucia que el PRO realizó en las elecciones porteñas. ¿Se entiende? Si ellos que son periodistas serios se ríen de las campañas sucias y todos nos reímos, es porque las campañas sucias no son algo para tomar en serio. Ergo: Macri es un chistoso y Filmus un amargo sin sentido del humor. ¡Y caguémonos de risa!

ESCENA UNO

Entonces comienzan a presentar los spots, primeros los reales y después los de “campaña sucia en chiste” que hizo la producción inspirada en el productor general, mentor y creativo de P+P-. ¿Están listos? Empiezan con la de Binner, ésa donde gente aria, trabajadora y muy normal dice “estoy buscando un sueño”, “el sueño de un país”, “el sueño de un país que progresaba en respeto”. Y termina con Binner diciendo algo así como “votemos por el país que podemos tener”.

Ahora la campaña sucia en chiste: son las mismas imágenes, la gente que busca un sueño, pero después una voz en off dice “el país está crispado y no se puede dormir” (ja!) y “votá al partido que te duerme” y termina el chiste con “votá Binner por un país con sueño, por un país dormido”. Bueno, eso era el chiste. Paciencia. (Aguantemé que lo que viene está bueno).

ESCENA DOS

Sigo: el próximo spot es el De Narváez con Alfonsín donde charlan en un campito de golf y uno dice “yo conozco mi país”, y el otro “y yo conozco mi provincia”, “soy de familia de políticos”, “y yo de familia de emprendedores”, y siguen diciendo: honestidad, tolerancia, trabajo para todos, y terminan prometiéndose que uno cree en el otro y que “creen en vos”.

Ahora vamos a la campaña sucia en chiste. Se repiten las mismas imágenes del original pero Alfonsín doblado por un imitador dice “vos sabés que soy un tipo sencillo de Chascomús”, De Narváez “en mi familia estamos llenos de propiedades”, A dice “soy un seco”, DN dice “soy millonario”, A dice “siempre quise tener un amigo con mucha plata”, DN dice “y yo, un amigo con apellido confiable”, A dice “yo necesito unos mangos”, DN dice “yo necesito un partido”, A dice “sueño con una Argentina más justa y más honesta”, DN dice “para eso no cuentes conmigo”. A dice “nos unen intereses inconfesables”. Y después uno al otro se dicen que se necesitan (ese debe ser el interés inconfesable). Y DN termina “creemos que puede andar”. Al final el spot cierra con la leyenda “Alfonsín+De Narváez: Dúo de Necesitados”.

Me pareció que para TN era un chiste demasiado duro para con esta fórmula que tanto cuidan. Error: mis conclusiones fueron apresuradas.

ESCENA TRES

Viene la de Cristina. El spot elegido es el de La Fuerza de un Pueblo. Las imágenes son de muchedumbres alegres agitando banderas y saltando, Cristina que dice “me gusta verlos agitar las banderas, me gusta cuando cantan el himno…” y habla del amor con que la juventud hace flamear las banderas, y habla del orgullo por el país, y dice que así se construye la patria y la democracia. Las imágenes son de Cristina besando nenes y gente y abrazos, y etc. Termina el spot con la inscripción “La Fuerza de un Pueblo”.

Ahora vamos a “la campaña sucia en chiste”. Y sorpresa, en este único caso excepcional no usan las mismas imágenes. Nada. No está Cristina ni las manifestaciones populares, ni banderas, ni alegría ni besos. Aparecen imágenes violentas de represión policial, con humo, gente corriendo, canas disparando, heridos, fuego, le pusieron música tenebrosa y sobreimpresos en la pantalla: “la Fuerza de la Policía Federal”, “la Fuerza de la Policía de Jujuy”, “la Fuerza de la Policía de Formosa”, “la Fuerza de la Policía Bonaerense”, carteles pidiendo por Mariano Arruga, y vuelven las banderas de “Aguante Morocha”, “Fuerza Presidenta” y termina ahora sí, con la imagen de Cristina de espaldas frente a una multitud y la leyenda “Fuerza Cristina”. Éste tampoco me dio risa.

ESCENA CUATRO DESPERDICIADA

Después hicieron el jueguito de los spots con el Frente de Izquierda. En la versión chistosa le agregaron a la original unas escenas del Chapulín Colorado. Eso nomás, una gansada que ni vale la pena contar.

CÓMO SE LLAMA LA OBRA

Chistes. Qué lindo es presentar algo como un chiste para decir lo que uno piensa. Yo lo sé bien porque hago humor político desde hace muchos años. Pero la diferencia es que no me hago el pelotudo cuando hago un chiste para agredir a un tipo o una idea que detesto, trato de hacerme cargo. Acá no pasa lo mismo. El periodismo independiente nunca se hace cargo porque –Perogrullo, ayudame- de eso se trata ser periodistas independientes: tener una tendencia, porque son humanos, pero negarla (porque son periodistas). Aunque en este caso se les va a hacer difícil esa labor negadora que llevan a diario con apasionada higiene.

Repasemos el chiste de Alfonsín: en el chiste sigue diciendo “soy un tipo sencillo de Chascomús”, “soy un seco” (alta virtud para la progresía), “sueño con una Argentina más justa y más honesta”. Sí! Hasta el Alfonsín atacado por una supuesta campaña sucia quiere justicia y honestidad. Y además De Narváez –que viene a ser el millonario un poco chanta- confiesa (también en el chiste) “necesito un amigo con un apellido confiable”. O sea: Alfonsín hasta en la versión maliciosa sigue siendo un tipo sencillo, decente, quiere honestidad y justicia y es confiable y prestigioso. ¿Se entendió el chiste?

CONTATE UN CHISTE, DURÁN BARBA

Pasemos ahora al chiste que le dedicaron a Cristina. Que supuestamente era del mismo peso específico que los demás. Porque los conductores y el productor de este programa periodístico se suponen gente ecuánime, medida, equilibrada e imparcial. Pero a Cristina le retacearon el spot original por completo, quitaron las imágenes de abrazos y muchedumbres festejando en paz y alegría y pusieron hordas de policías golpeando gente, caballos bestiales, gente ensangrentada, fuego, humo, disparos, terror, desesperación. Asimilaron el cariñoso “Fuerza Cristina” con otra fuerza, la brutal fuerza de la policía, con el pánico, la muerte, el caos, la crueldad, y la sangre. Es fácil: la Fuerza de Cristina es la Fuerza Asesina. Pero fue un chiste, ¿no?

La yapa: agregar en el spot chistoso de Binner que “el país está crispado y no puede dormir” fue un chiste. Binner da sueño, es medio plomo, pero el país está crispado y ensangrentado por la fuerza de Cristina.

SE NOTA MUCHO

Yo sé que las imágenes de violencia que utilizaron los muchachos del periodismo independiente son reales, como son reales los departamentos de Zaffaroni, como son reales tantas cosas que se utilizan para forzar la realidad. Yo sé que pasan cosas malas en el país aunque tengamos un buen gobierno. Pasan cosas que no me gustan y que queremos que dejen de pasar. Y me gustaría que no hubiera ni un solo caso más de violencia policial. No me engaño, la policía sigue siendo violenta, tan violenta que el gobierno no la manda a que reprima para no generar situaciones de sangre.

También sé que hay periodistas que dicen que hacen un chiste sobre las campañas sucias y terminan haciendo una verdadera campaña sucia. (¿Dirán que eso también es culpa del gobierno? ¿Dirán que la campaña la estoy haciendo yo con esta columna?) Como sea, eso es lo que vi que ocurrió anoche en TN. Lo que ignoro es si lo hicieron a sabiendas o fue simplemente que les emergió con fuerza eso que piensan en su intimidad y se cuidan de decir: que Alfonsín es un hombre noble y probo, y Cristina una yegua cínica y asesina.

A mí me gustaría que dijeran sencillamente a quién quieren votar, así se ahorrarían estos papelones producto de ese celo ridículo por ocultar su ideología. Y yo me habría ahorrado todo esto que escribí. Que fue en chiste, eh. Para que todos nos riamos un poco. Vamos! A ver esas carcajadas!

EPÍLOGO

Una cosita más: cuando termine mi curso de semiólogo de bares, me voy a dedicar a analizar por qué al programa le pusieron Palabras Más, Palabras Menos. Por ahora tengo una hipótesis matemática: palabras + palabras – es igual a cero.

O sea: sin palabras."

(*) Por Carlos Barragán