14 octubre 2009

QUE LA SIGAN CHUPANDO (TOTAL SIGUEN MINTIENDO)

"Con el brazo guerrillero,
y el martillo en el garguero..."

Así define la Guardia Hereje al Diego, en la que tal vez sea una de las más lindas canciones que le dedicaron a esta leyenda viviente.

Pero no es de música de lo que hablamos hoy. Ni siquiera de la clasificación. Es sólo de porqué en buena parte, Maradona tiene razón en su enojo con la prensa deportiva.

Cuando no había pasado ni media hora de la finalización del partido, en la conferencia de prensa en la que "el10" se desquitó con los que lo lapidaron y no le pusieron una ficha, ni a el ni al equipo, el "periodista" de América, que a pesar de que Maradona le dijo que si tenía algo que conversar en lo personal lo hacían en privado, le dió ampliamente la razón al técnico.

"Verón dijo que está todo mal y que no hay nada que festejar", sostuvo el reportero, para pedirle su opinión a Diego Armando. Por suerte, el seleccionador no se enganchó (mucho), pero alguien, cualquiera de los otros que estaban sentados ahí prestos a preguntar, debió haberle dicho "macho ¿en qué momento la bruja dijo eso?".

Porque obviamente, Verón nunca dijo nada así. Lo que dijo Juan Sebastián fue que "No es un festejo sino un desahogo porque estas cosas Argentina no las festeja", y agregó que "Hay que hacer un análisis todos y de todo. A veces se elige el camino incorrecto para hacer las cosas. Hay que hablar y escuchar, a veces es más importante escuchar que opinar".

Demasiada distancia entre lo que dijo el platense y lo que preguntó el periodista.

Y para Lapegüe que se ofendió porque "no todos los periodistas..." por los mazasos de Diego, que alguien le explique que es obvio que el palo era para los periodistas deportivos. Si no entiende, que se guarde su corporativismo para "Todos Nosotros".