17 noviembre 2009

LMPDM 2

Solo falta que el niño Mauricio haga una conferencia de prensa para confirmarnos a todos los ciudadanos (de la CABA, o no) que la Metropolitana será LMPD (La Mejor Policía Del Mundo). Sólo eso, y nos diploman de boludos.

Después, un Master en desinformación, auspiciado por todos los medios que le dan al tema que arrancó con las “escuchas” y todavía no se sabe dónde termina, menos importancia que las recetas de la hermana Bernarda.

Salvo, claro está, que en algún momento la pesquisa de Oyarbide salpique al gobierno nacional, momento a partir del cual el caso será tapa y noticia de todos le medios de los multimedios.


• Indignación y pedido “a fondo”

Los diarios de hoy, nos cuentan sobre la indignación del Jefe de Gabinete del Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien al conocer de boca del propio juez Oyarbide que estaba en la mira del actual jefe de la Policía Metropolitana, salió por Mitre (que informa primero… pero de lo que quiere, no de todo) con algunas declaraciones absolutamente reveladoras.

Declaración 1: Ante el hallazgo de información privada sobre legisladores, sindicalistas e incluso miembros del gobierno en poder del Jefe de LMPDM2, comentó “EN MI CASO, es raro: soy funcionario público, tengo mi declaración jurada publicada.” A Larreta parece sorprenderlo “en su caso”. Para qué agregar cualquier comentario.

Declaración 2: “… no había ningún elemento para cuestionar a Chamorro. Queremos que el juez investigue qué hacía, que investigue a fondo”.

Valdría recordar que Chamorro llegó al puesto en el que está, recomendado por el Fino Palacios, que está procesado por la Justicia (bueno, y a quien el niño Mauricio definió como un policía fuera de serie en su momento). Tal vez, no había motivos para que el Gobierno de la Ciudad cuestionara a Chamorro, pero parece que tampoco hubo ningún motivo para que averiguaran sobre sus antecedentes y demás antes de ponerlo al frente de tamaño proyecto.

No obstante eso, Horacio Rodríguez Larreta pide ahora que “el juez investigue a fondo”. Tal vez, alguien debiera recordarle que el 28 de octubre último, él propio Gobierno porteño se encargó de cuestionar a Oyarbide, porque le daba intervención a la Federal para realizar investigaciones en referencia al caso.

Fue en esa misma fecha, cuando Macri salió a denunciar que se había “patentizado con la investigación” de la conducta de Ciro James, que todo era una operación del Gobierno Nacional.

Pero no nos vayamos tan lejos, a menos de un mes para atrás. ¿Para qué?
Hace apenas unos días, el 9 de noviembre, el niño Mauricio y Rodríguez Larreta salieron a negar (por milésima vez) cualquier vinculación entre el gobierno porteño y las escuchas.

Fue ese mismo día y textual cuando Macri aseguró que era “UN DISPARATE” afirmar que existiera un vínculo entre su administración y las escuchas realizadas por Ciro James. Para Larreta la afirmación se tradujo en que “EL GOBIERNO DE MACRI NO ESCUCHA A NADIE”.

• Montenegro se las ve negras

Pero si en este gran juego de hacerse los boludos hubiera que premiar a alguien, esa cucarda debiera ser para el responsable polìtico de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

Ante la legislatura local, Montenegro no dudó en aseverar hace unas semanas, sobre el Fino Palacios que A SU CRITERIO, era “el mejor jefe de policía que puede tener la ciudad de Buenos Aires".

Un poco más adelante en el tiempo, el 15 de octubre, ya con el Fino hecho picadillo y con Chamorro en la mira de la Justicia, el ex juez asegurò en un reportaje publicado por Página 12 “Lo que puedo decir es que no hay ninguna relación cercana de James con Chamorro.”

Con un nivel de “criterio” como el enunciado, y un grado de certeza como el del reportaje, Montenegro debiera durar en su cargo lo que un pedo en una canasta de mimbre.


Pero lo real es que si el primer Jefe de la Policía Metropolitana, está hasta las muelas en el tema, y si su sucesor le ha seguido los pasos, mal que les pese, ni Macri ni Larreta y mucho menos Montenegro, deberían continuar diciendo que ellos no tienen nada que ver y que todo es por culpa del gobierno nacional.

En el mejor de los casos, sean hombrecitos y háganse cargo de la parte que les corresponde. Estos hombres, definidos como policía ejemplares por su gestión, cuando menos fueron puestos en esos lugares por ustedes. Fueron respaldados por ustedes, presentados como ejemplares, chicos Pro.

Es decir, puede que remotamente el Ejecutivo porteño no tenga nada que ver con las escuchas. Ahora, no nos digan que nos son unos ineptos, de mínima, o que esto no tiene nada que ver con la profesionalidad que nos brindarán los restantes 800 efectivos de la Metro, que debutarán en unas semanas. Y que todo es culpa del gobierno nacional.

“La Mejor Policía del Mundo”, es una película que ya vimos. Y las segundas partes, nunca fueron buenas.

Etiquetas: